Publicación: 2016-11-23 21:13:42 Por: Karina  Fuente: Redacción starMedia

Kéfir, un alimento que te ayudará a mejorar la digestión

El kéfir es un yogur ligero que contiene muchas bacterias buenas y aumentará tu inmunidad. Aprende a preparar kéfir casero y disfruta de sus beneficios.

kéfir.

kéfir: un alimento que te ayudará a mejorar la digestión. (Foto: Pinterest)

El kéfir es un yogur ligero que contiene muchas bacterias buenas. Contiene probióticos que vivirán y colonizarán tus intestinos, te protegerán de las toxinas, las bacterias malas y aumentará tu inmunidad. Es picante y cremoso, similar al suero de leche o yogurt sin sabor.

Algo excelente sobre este alimento saludable hecho en casa, es que puedes decidir qué leche utilizar para hacerlo. Los granos de kéfir son muy versátiles y se pueden utilizar para culturizar leche de vaca, de cabra, leche de soja, o leche de coco, dando a las personas con sensibilidad a la lactosa, variedad de opciones.

Para hacer kéfir en casa, necesitas:

Granos de kéfir. Estos granos se asemejan al pudding de arroz. Los pequeños cuajos se componen de bacterias beneficiosas vivas y levadura.

Modo de preparación del kéfir

1. Añade tus granos a un frasco de vidrio. No te preocupes por la esterilización, sólo tiene que estar limpio.

2. Vierte la leche de tu elección, en una proporción de una cucharada de granos a una taza de leche.

3. Cubre con algo que respire ya que la fermentación de la leche liberará gas. Un filtro de café y una goma/liga funciona muy bien.

4. Déjalo en la luz solar directa durante 12-24 horas. El tiempo de fermentación puede variar dependiendo de la temperatura ambiente o la cantidad de granos en relación a la leche (entre más granos o temperatura más caliente, más rápido se hace).

5. Cuando la leche se vuelve espesa y burbujeante, sabes que está listo.

6. Vierte el contenido en un colador, trabajando hacia atrás y adelante con una cuchara para ayudar al kéfir que se filtre.

7. Saca los granos de kéfir drenados. No enjuagues, sólo hay que poner de nuevo en un frasco limpio, agregar la leche, y la cubierta. Un nuevo lote estará listo mañana. Cualquier kéfir sobrante se puede almacenar en la nevera, ligeramente cubre durante unos pocos días.

También puedes guardar tus granos con leche en la nevera para reducir la velocidad de fermentación. Si lo haces, asegúrate de dejarlo fuera durante unos días para permitir que la colonia se restablezca.

te podría interesar

Top 5: Beneficios de la canela para la salud
Top 5: Beneficios de consumir leche con miel antes de irse a dormir
Top 5: Bebidas para diabéticos
Remedio 100% natural para aliviar el resfriado

vídeos relacionados

Miley Cyrus
Comentarios
Kéfir, un alimento que te ayudará a mejorar la digestión