Publicación: 2012-08-06 15:50:32 Por: Alejandra Rodas  Fuente: Redacción starMedia

Cómo tener una buena relación laboral con el jefe

Todas queremos tener una buena relación laboral con el jefe, pero pocas sabemos cómo lograrla. Descubre el factor crucial para que se lleven bien.

Lograr una buena relación con el jefe es fácil, analiza bien lo que le dices.

¿Sabes cuál es un factor crucial para lograr una buena relación laboral con el jefe? Cuidar lo que se habla. Puedes endulzarle el oído a tu jefe con las frases que quiere escuchar, pero hay algo más que debes saber: cuida tu tono y tus expresiones faciales.

Para tener una buena relación laboral con tus superiores, cuida muy bien tus palabras. Te damos algunos ejemplos de las frases que debes evitar al hablar con tu jefe:

"Eso no fue lo que tú me dijiste..."

Con esta frase estás señalando abiertamente a tu jefe, cosa que no debe suceder inclusive si se equivocó.

Mejor dile: "Creo que ya entendí lo que necesitas. Déjame lo arreglo ahorita". Así demostrarás que a pesar de la falta de comunicación que hubo anteriormente, estás enfocada a buscar una solución. Todo jefe quiere que sin importar las razones por las cuales algo no salió bien, los empelados busquen soluciones.

Un buen tip es que después de que tu jefe te haya explicado lo que quiere, tú lo repitas según lo entendiste. Si te equivocas, él te corregirá y no habrá malos entendidos.

"Ayer tomé un café delicioso con leche de cabra, dicen que es más saludable así..."

Es bueno que tengas la confianza con tu jefe como para hablarle de asuntos que no tienen nada que ver con el trabajo, pero en ocasiones no es prudente, sobre todo en tiempos de recortes de personal y de presupuesto. Tu jefe quiere que estés enfocada al máximo en el trabajo.

Evalúa bien si es o no, tiempo para iniciar una conversación sobre temas que no están relacionados con el trabajo. Mejor di: "Para la reunión del jueves en la noche, yo compraré los cafés, son deliciosos, saludables y nos mantendrá despiertos".

"Mi clase de salsa se adelantó hoy, tengo que salir temprano..."

Al decir esta frase, dejarás ver que el trabajo no es una prioridad para ti. Además, al decirlo así estás dando mucha información innecesaria. Es mejor que le digas a tu jefe: "Tengo un compromiso y necesito irme temprano". Verás que la buena relación laboral con el jefe será más fácil de alcanzar.

"No puedo hacerlo porque eso no es parte de mis responsabilidades..."

Jamás le digas esta frase porque denotarás una mala actitud y que no estás dispuesta a sacrificarte cuando se te necesita. No digo que hagas el trabajo de todos, pero para que tu cuente caiga en cuenta y la relación laboral con el jefe no se vea afectada, dile: "Con gusto lo hago pero estoy trabajando en otras cosas, ¿puedes decirme qué hago primero?"

Un factor importante es que adquirirás más experiencia y tu jefe confiará más en ti. Tu disposición no debe pasar inadvertida.

te podría interesar

Cosas que hacen pensar que Justin Bieber y Selena Gómez están juntos
Zac Efron se enamoró
Kiko Rivera y Jessica Bueno terminan su relación
Nuevo novio de Alicia Machado

vídeos relacionados

Belinda

0 comentarios