Publicación: 2012-09-07 12:30:03 Por: Ana Lucía Valladares  Fuente: Redacción starMedia

Cómo son los masajes eróticos

Los masajes eróticos te ayudan a relajarte mientras enciendes la pasión con tu pareja. Si alguno se siente cansado, ya no hay excusas para no tener intimidad.

Masajes eróticos

Después de una dura jornada de trabajo, cuando se sientan muy estresados o cansados. ¡Esa es tú oportunidad!

Hay días en los que deseas pasar toda la tarde acurrucada con tu pareja, especialmente en la época de otoño e invierno. Esta es tu oportunidad de poner en práctica los masajes eróticos, no importa que no tengas ninguna experiencia. Además de relajarte también aumentarás la libido y reavivarás el fuego en la relación.

Seguramente tu pareja se acuesta de espaldas con la cabeza en la almohada. Ponte de rodillas detrás de su cabeza y comienza por la frente. Recorre suavemente con tus dedos desde la nariz hasta el nacimiento del cabello. Puedes combinar el masaje con unos seductores besos en la frente, nariz y boca. Incluye la estimulación de las orejas ya que son una zona muy sensible, aprovecha y pasa tu lengua suavemente dejando que sienta tu respiración.

Si tu pareja se acuesta boca abajo, sitúate a la altura de su cabeza y masajea su espalda con tus manos. A esto se le conoce como masaje californiano. Debes deslizar tus manos suavemente por todo su cuerpo, desde los brazos hasta los pies, incluyendo un provocativo masaje en los glúteos y la entrepierna.

Ahora es tu turno. Tu pareja debe situarse a tu derecha a nivel de tus caderas. Sus manos deben estar sobre tus pechos a manera de envolverlos. Con tres movimientos circulares: en sentido de las agujas, en sentido contrario, alejando y acercando la mano al pecho logrará provocarte. La boca no puede quedar fuera así que puede besarte desde el cuello hasta el pecho muy lentamente. El 24% de las mujeres logra llegar al orgasmo solo con la estimulación de los pechos.

Acuéstate boca abajo y tu pareja debe sentarse justo debajo de tus nalgas poniendo sus manos sobre ellas y masajeándolas con movimientos circulares. Puede extender los movimientos y estimular tu entrepierna. Definitivamente los besos tampoco pueden hacer falta. Haz que cambie la técnica y opte por pellizcar, presionar o rozar.

No tengas miedo de dejarte llevar por la pasión, permite volar a tu imaginación. Solo tú sabes lo que le gusta a tu pareja. ¡Atrévete y rompe la rutina con estos masajes eróticos!

te podría interesar

Por qué a las mujeres nos gustan los hombres malos
Receta para hacer bronceador casero
Tipo de flequillo según el rostro
Receta para hacer auténticas fajitas de pollo mexicanas

vídeos relacionados

Jake Gyllenhaal

0 comentarios