Publicación: 2011-10-04 10:04:18 Por: Alejandra Rodas  Fuente: Redacción starMedia

Malos hábitos alimenticios

Los malos hábitos alimenticios influyen en cómo nos vemos y cómo nos sentimos. Descubre los peores hábitos alimenticios y cómo cambiarlos para una mejor salud.

Los malos hábitos alimenticios influyen en cómo nos vemos y cómo nos sentimos. Descubre los peores hábitos alimenticios y cómo cambiarlos para una mejor salud.

Un hábito es una rutina. A la hora de comer hay muchos malos hábitos que nos acechan.

Sí, todos los días comemos pero ¿comemos bien? No, los malos hábitos alimenticios nos afectan cada día y en muchos casos son las causas de problemas y enfermedades graves como obesidad.

Desde tu nacimiento se da el proceso de enseñanza-aprendizaje involuntario e inconsciente. Éstos malos hábitos alimenticios muchas veces los hemos aprendido sin darnos cuenta.

Los malos hábitos alimenticios son muchos. ¿Quieres conocerlos?

Mal hábito alimenticio #1: No tener un horario

El no tener un horario establecido para las comidas es uno de los malos hábitos alimenticios más frecuentes.

Es necesario cambiar este mal hábito para empezar con las lecciones de nutrición.

Mal hábito alimenticio #2: Comer más de la cuenta

A veces no sabemos hasta dónde llegar con la comida y comemos más de la cuenta.

Para cambiar este mal hábito, come y mastica despacio para darle tiempo a tu cerebro de mandar la señal de "parar". Equilibra tus porciones.

Mal hábito alimenticio #3: Olvidar la nutrición

No hay que olvidar la nutrición al comer. Éste es uno de los malos hábitos alimenticios que más nos conviene modificar.

Procura comer de todos los grupos alimenticios en las cantidades adecuadas. Raciona las grasas y carbohidratos para que luego no te jueguen sucio.

Mal hábito alimenticio #4: Comer mucha chatarra

El comer chatarra es algo que no podemos evitar, pero sí podemos impedir que se vuelva una rutina o un mal hábito alimenticio.

Mal hábito alimenticio #5: Comer realizando otra actividad

El comer realizando otra actividad como escuchar música o ver televisión sí afecta nuestra alimentación porque nos hace comer más y comer más rápido.

Si realmente te importa tu salud, bienestar y apariencia, sacrifica cualquier otra actividad y siéntate a la mesa para comer. Cambiar este mal hábito alimenticio es simple y te traerá grandes beneficios.

Recuerda que los malos hábitos alimenticios tienen mucho que ver en cómo nos vemos y en cómo nos sentimos. Nuestra buena o mala salud se debe en gran parte a los malos hábitos alimenticios.

Es tiempo de conocer todos los malos hábitos alimenticios para que podamos cambiarlos.

 

te podría interesar

Frutas para la belleza
¿Cómo tener buenos hábitos?
Hábitos saludables para prevenir el cansancio crónico
7 consejos para fomentar el hábito de la lectura en los niños

vídeos relacionados

Charlie Sheen

0 comentarios