Publicación: 2016-09-26 09:27:08 Por: Tannya Jaime

Claves sencillas que ayudan a evitar comer en exceso y bajar de peso

Tomar un vaso de agua antes de cada comida, te puede ayudar a bajar varios kilos ¡Conoce más detalles de este y otros consejos para lucir delgado y feliz!

Tips sencillos y prácticos para reducir de peso. (Foto: Pixabay)

Cada día son más las personas interesadas en estar y mantenerse delgadas, una tarea que requiere, entre otras cosas, de alimentación sana y equilibrada, una buena dosis de ejercicio y dormir bien para recuperar la energía de un nuevo día. Esta es la receta perfecta, sin embargo no es sencilla porque se necesita de disciplina diaria para crear hábitos saludables.

Por ello, diversos médicos en el mundo realizaron estudios enfocados en ayudar a las personas a evitar comer en exceso, algo muy común en la actualidad derivado del estrés, ansiedad, y un sinfín de causas más. Entre las respuestas a esta incógnita encontraron que para evitar retacarse de comida podían hacer lo siguiente:

Comer alimentos crujientes, pintar de azul las paredes de la cocina o comedor, comer con tenedor grande, así como usar platos y tazones pequeños, tomar un vaso de agua antes de comer y escuchar música suave.

Estos tips parecen un poco locos, pero tienen su razón científica.

Investigadores de la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos, encabezados por Ryan Elder, realizaron tres experimentos, y a todas las personas que se sometieron al estudio se les dio de comer alimentos crujientes, como pretzels y galletas, pero algunos usaron audífonos para escuchar música a un volumen alto, mientras comían.

Observaron que las personas que podían escucharse masticar comían 30 por ciento menos que las personas que no podían.

La revista de decoración de interiores Contract descubrió que cuando organizaron un buffet en tres habitaciones de diferente color, los invitados de la pintada en color azul eran menos propensos a comer. Entonces usar servilletas, platos y manteles azules también podría ser de beneficio por el efecto psicológico que generan.

En 2011, el Journal of Consumer Research difundió un estudió en el que se usaron dos tamaños de tenedores en un popular restaurante italiano para medir cuándo comía la gente.

La autora principal, Tamara M. Masters, concluyó que los participantes que usaron los tenedores más grandes comieron menos que los participantes con los tenedores más pequeños. Esto porque la comida de los comensales con tenedores grandes desaparece con mayor rapidez que la de los comensales con tenedores pequeños, éstos creen inconscientemente que se están atiborrando y se obligan a dejar de comer en comparación a los que usan tenedores más pequeños y que tardan más en comer.

Otro estudio publicado en 2012 reveló que la razón por lo que la gente se sirve considerablemente menos en tazones pequeños se deriva de la llamada ilusión Delboeuf, un truco mental que tiene que ver con círculos de diferentes tamaños.

La teoría es que con un plato grande, el anillo que rodea a la comida se ve más grande, y esto hace pensar que se come menos de lo que realmente se hace; mientras con un plato pequeño, sucede lo contrario, el anillo visible del plato parece más pequeño y esto hace pensar que se come más de lo que realmente se hace.

Otro hábito sugerido es escuchar música suave durante las comidas –no tan fuerte para que no se opaque el sonido de la propia masticación- lo cual invita a los comensales a masticar más despacio, como lo expresa un estudio publicado por la Universidad Comell.

Brian Wansink, profesor de Ciencias de la Nutrición dividió un restaurante en dos secciones, y puso música tipo ‘comida rápida' de un lado y música más suave del otro lado.

La música suave desestresaba a los comensales y les permitía dominar la velocidad de su patrón de alimentación normal. Además, hacerlo crea un ambiente de relajación que evita que las personas se atiborren de comida al ritmo de la música.

El último consejo es tomar un vaso de agua antes de cada comida, esta sugerencia tiene origen en un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Birmingham, quienes descubrieron que los adultos obesos que tomaban 500 mililitros de agua simple antes de cada comida perdieron un promedio de 9.5 libras (4.30 kilogramos) en 12 semanas.

Los datos publicados en el boletín Obesity, fueron considerados como altamente benéficos, por ello desde entonces se invita a profesionales de salud y encargados de campañas de salud pública a promoverlos para reducir la obesidad entre la población.

¡Pon en marcha estos sencillos consejos y prueba los fantásticos resultados para sentirte, estar y lucir de lo mejor!

te podría interesar

Fanáticas de Sailor Moon: ¿Con qué Sailor Scout te identificas?
Si te tocó el muñeco de la rosca: Tamales de zarzamora con queso
Lo que se aprende al llegar a los 30
Postre de chocolate: Gelatina hecha con Chocolate Abuelita

vídeos relacionados

Bradley Cooper
Comentarios
Claves sencillas que ayudan a evitar comer en exceso y bajar de peso