Publicación: 2011-05-05 14:33:39 Por: Carlos Fredo

Separarse después de los 50 años suele ser más difícil para las mujeres

A pesar de que la mayor expectativa de vida permite no considerarse viejo al sobrepasar los 50 años, para muchas mujeres tomar la decisión de separarse a esa edad es como dejar de lado la posibilidad de volver a tener una pareja. Pero aquello de mejor malo conocido que bueno por conocer conviene ponerlo en duda.

Escena de "Morning Glory"

Escena de "Morning Glory"

En Chile, en los últimos años se ha incrementado la cantidad de divorcios entre hombres y mujeres de más de 50 años. Una tendencia que aumentó esta clase de separaciones en un 130 por ciento con respecto a período anteriores. Terminar con una relación de pareja luego de superar las 5 décadas no es una decisión fácil, especialmente en un mundo donde la juventud está sobrevaluada.

Pero quienes suelen llevar la parte más difícil del asunto son las mujeres, debido en parte a ciertos preceptos machistas que hacen que los hombres de la misma edad o generación sean catalogados como Maduros, a diferencia del sexo opuesto. Existe un preconcepto a partir del cuál una mujer de más de 50 años, si no aparenta ser más joven a fuerza de cirugías o ropa teen, están acabadas. Nada más lejos de la realidad.

Gracias a los avances en la medicina, entre otros factores, la expectativa de vida se ha elevado. A esto se suman la existencia de reglas sociales más liberales, sin la presión de los prejuicio del entorno familiar o afectivo que en otros tiempos calificaba negativamente a una mujer divorciada. Luego que los hijos de van de casa y el nido queda vacío, los conflictos latentes en la relación puede derivar en un divorcio. Es esa una oportunidad de rehacer la vida sentimental, tanto para los hombres como para las mujeres.

te podría interesar

Las mejores frases de Batman
La buena educación mejora la salud en jóvenes
Salpingoclasia y DIU son los anticonceptivos más recomendados
Receta de quesadillas de queso

vídeos relacionados

0 comentarios

Jessica Simpson