Publicación: 2011-05-06 01:03:58 Por: Candy Gomez

El uso de faja en el posparto ayuda a que la mujer se sienta más segura

Durante la etapa del postparto, la mujer puede recurrir a una faja para sentirse más segura con su cuerpo y sus movimientos, tanto si ha pasado por un parto vaginal como por una cesárea. De todos modos, no es recomendable el exceso de tiempo en su uso, porque la musculatura abdominal puede atrofiarse.

El uso de faja en el postparto ayuda a contener los músculos abdominales y los órganos internos

El uso de faja en el postparto ayuda a contener los músculos abdominales y los órganos internos

Luego de haber dado a luz, la mujer necesita ganar seguridad para con su propio cuerpo y moverse así con la mayor soltura posible. De ahí que, más allá de haber experimentado un parto vaginal como uno por cesárea, ellas recurran a una faja abdominal en el proceso de postparto. De acuerdo al criterio de cada médico, el tiempo de utilización puede tener variaciones.

Algunos profesionales prefieren indicar el fajado solo durante las primeras horas posteriores al parto, mientras que otros extienden su uso por algunos días. Es importante, igualmente, tener presente que no es aconsejable excederse, ya que los músculos del abdomen deben volver a valerse por sí mismos.

Es importante destacar, en este sentido, que existe el riesgo de que se atrofie esa musculatura que ha estado contenida por el elástico, que también contribuye a que los órganos internos se vuelvan a acomodar, luego que el bebé ha nacido. Se aconseja no colocar la faja muy arriba tras una cesárea, para dejar libre la cicatriz y aflojarla siempre que se está en posición horizontal, en todos los casos.

te podría interesar

Cinco peinados sencillos para ir a trabajar
Fotos de James Rodríguez en ropa interior para Bronzini Black
Cómo mantener el bronceado de forma natural
Cómo hacerme la enojada con mi novio

vídeos relacionados

Niall Horan

0 comentarios